27 de enero de 2011

Odio odiar

Había oído muchos comentarios acerca de la película El Odio, de Mathieu Kassovitz (sí, ese director de cine guapísimo que también es un gran actor -interpretó al tierno Nino en la película de Amelie-). Hoy, venciendo a mis prejuicios contra el cine francés (aburrido, cultoso y pretencioso), me lancé a ver la peli. No me arrepiento. No me pareció aburrida, ni cultosa ni pretenciosa. Es una película ágil, sorprendente y honesta. Me gustó mucho.




Y pensar que estuve a un tris de no ir a verla... Pero decidí hacerlo y estuvo bien. Hasta gratis me salió el asunto! No tuve que pagar ni entrada ni taxi de regreso a casa. Fue uno de esos placeres que no tienen precio.
Acá un pedacito con la escena que más me gustó: la escena del DJ y la cámara volando sobre el parque y los edificios de departamentos. No tengo idea de cómo fue filmada, pero está muy muy chida... Si tienen oportunidad de verla, no se la pierdan.
Esta fue otra de las recomendaciones que descubrí en mi revista Orsai, que aún no termino de leer, pero desde ya me encanta. :)